martes, 10 de marzo de 2015

Análisis connotativo (Ejemplo)

Explica Saussure que en todo discurso se encuentran dos mensajes: el plano denotado o denotación y el plano connotado o connotación.

El plano denotado se refiere al significado llano o simple que se puede dar a primera instancia, podríamos decir que se trata de la definición que el diccionario ha dado y que el ser humano ha aceptado darle a un significante.  Por ejemplo: Ratón, la definición de ratón podríamos encontrarla en cualquier diccionario como mamífero pequeño del orden de los roedores. 

El plano connotado o connotación se refiere al mensaje dentro del mensaje, es decir,  la connotación es la significación resultante de todo un proceso de significación que identifica, relaciona y concluye de un significante, este plano escapa más allá de la definición del diccionario y prácticamente relaciona funciones latentes en un discurso.  Por ejemplo: el mismo ratón.  Ahora al escuchar o leer la palabra ratón debemos preguntarnos ¿se refiere al animal o al instrumento que controla el puntero del computador? 

Luego de haberlo ubicado “por definición” lo relacionamos en un contexto: Ratón de laboratorio ahora, connotamos a ese ratón como un animal blanco, limpio y que pronto será sacrificado en nombre de la ciencia.  Ese mismo ratón lo ubicamos corriendo dentro de un restaurante, ahora lo denotamos como mamífero pequeño del orden de los roedores pero lo connotamos como animal inmundo que demuestra que el restaurante en mención no tiene higiene.

En resumen: La denotación define, ubica, la connotación critica, argumenta, relaciona. Para entender o analizar un discurso, se hace menester que el investigador domine completamente la denotación y connotación para tener un panorama general y preciso del objeto de estudio.

Veamos un ejemplo: 

Olvídalo y vendrá por más
Por: Ricardo Iorio

Politiqueando un doctor de la ley, ganó lugar con sólo prometer.
Carnes asadas convido al pueblo, quien dio su voto creyendo que poseía sensibilidad social,
que cumpliría sin aflojar. Con sus discursos pre-electorales, con los que tejió su fraude. 

Fue groso el toco que pegó al rajar, amasijando la capital. El desvalije esta latente, lo sabe hasta el presidente. 

En un avión se llevó el dineral, a donde nadie sabe, por supuesto. Seguro de que pronto lo olvidarán,
y podrá postularse otra vez, nuevamente. 

Olvídalo y volverá por mas, mostrándose confiable en los carteles. Con prometer a muchos fascinara,
y con su nombre pintarán paredes. La muerte es ocultar la verdad, el vacío es dejarse mentir.
En un avión se llevó el dineral, y volverá por mas cuando lo olvides.

Denotación:
La denotación la encontramos en la letra del pensamiento tal cual, salvo algunos modismos o palabras que hay que definir:

"Politiqueando" Actividad de ejercer la política.
"Fue groso el toco que pegó al rajar" fue mucho lo que robó.
"amasijar" que el diccionario definirá como "matar o golpear brutalmente a una persona".
"Desvalije" Robar, hurtar.

Connotación:
Es la interpretación que se realiza del pensamiento propiamente dicho, en este caso, el pensamiento habla de un político que con promesas falsas llega al poder y termina robando dinero del Estado y perjudicando a la población.  Y si el pueblo no olvida otro hará lo mismo. 

Como se puede observar, la denotación es básica para entender la propuesta ideológica de un discurso, es la interpretación (connotación) de ese mensaje.